junio 13, 2024

Regionalpuebla.mx

Encuentra toda la información nacional e internacional sobre españa. Selecciona los temas sobre los que quieres saber más

Piloto dice que escapó de lesiones graves al saltar al mar cuando el volcán de Nueva Zelanda entra en erupción

Piloto dice que escapó de lesiones graves al saltar al mar cuando el volcán de Nueva Zelanda entra en erupción

Un piloto de helicóptero dice que él y sus dos pasajeros escaparon de lesiones graves después de saltar al mar cuando un volcán entró en erupción en Nueva Zelanda en 2019, matando a 22 personas.

CANBERRA, Australia (AP) — Un piloto de helicóptero le dijo a un tribunal el jueves que él y sus dos pasajeros escaparon de sufrir lesiones graves al saltar al mar cuando un volcán entró en erupción en Nueva Zelanda en 2019 y mató a 22 personas.

La alegría del piloto Brian Deba fue que dos de los pasajeros del avión no lograron llegar al agua, envueltos por una nube de ceniza caliente de la erupción de White Island, y sufrieron quemaduras graves.

El belga DePauw, que habla con acento irlandés, dic. El 9 de septiembre prestó testimonio en el Tribunal de Distrito de Auckland el jueves en un juicio de tres empresas de turismo y tres directores acusados ​​de infracciones de seguridad en relación con el desastre.

«El agua nos salvó», dijo DePauw al tribunal.

Debau y sus cuatro pasajeros alemanes se encontraban entre las 47 personas en White Island, una punta volcánica submarina también conocida por su nombre nativo maorí de Whakari, que estalló con gases sobrecalentados. La mayoría de los 25 sobrevivientes sufrieron quemaduras graves.

DePauw, que ahora vive en Canadá, dijo que había estado trabajando para el operador turístico Volcanic Air durante tres o cuatro semanas y tomó su primer vuelo sin supervisión con la compañía el día que entró en erupción el volcán.

READ  Joey Chestnut gana el concurso masculino de comer perritos calientes del 4 de julio con 62 perritos calientes y bollos.

Les dijo a sus pasajeros, dos parejas alemanas, durante una sesión informativa de seguridad: «Si me ven corriendo, siempre bromeo, síganme».

Cuando el volcán entró en erupción, los pasajeros querían volver al helicóptero, pero el piloto decidió que el agua era la ruta más segura.

“¿Deberíamos correr ahora? Miré detrás de mí y vi que íbamos a 1000 o 2000 pies (305 o 610 metros) de altura, y vi rocas y escombros que se curvaban hacia nosotros, así que dije: ‘Corre, corre, corre hacia el agua. Síganme’, dijo DePauw a la policía, grabado tres días después de la explosión y reproducido en la corte el jueves.

DePauw y uno de la pareja cayeron de 150 metros (492 pies) a 200 metros (656 pies) al agua antes de ser alcanzados por cenizas.

«En el momento en que golpeé el agua, se volvió negra. La ceniza vino y nos golpeó y no pude ver nada», dijo.

“Será un minuto o dos. Estaba bajo el agua, tratando de contener la respiración tanto como pude hasta que vi algo de luz a través de las cenizas”, agregó DePauw.

Ayudó a dos de sus pasajeros a subir a un bote para evitar quemaduras. El hombre había perdido sus anteojos, y los lentes de contacto de la mujer estaban arañados por la nube gris, lo que dificultaba la vista para ambos.

DePauw dijo que la pareja que no llegó al agua estaba «bastante quemada».

Las fotografías de la corte muestran que el helicóptero de Deba salió disparado de su plataforma de aterrizaje por la fuerza del volcán y sus rotores se doblaron.

Al ser interrogado por el fiscal Steve Simons el jueves, DePauw dijo que pensó que habría señales de advertencia antes de que el volcán entrara en erupción. No supo que el volcán había entrado en erupción hasta 2016.

READ  Dan Lemon critica a Hallie por su respuesta a la Guerra Civil

Si el volcán va a entrar en erupción, «entiendo que habrá algunas señales para evacuar la isla y habrá algo de tiempo», dijo DePauw.

Dijo que sus únicas lesiones fueron un corte en la rodilla, un tirón en un músculo de la espalda y una irritación gris temporal sobre el ojo.

Los dueños de la isla, los hermanos Andrew, James y Peter Buttle; Su empresa es Whakaari Management Ltd.; así como los operadores turísticos IT Tours NZ Limited y Tauranga Tourism Services Limited.

Otros operadores turísticos se han declarado culpables y serán multados más adelante.

Cada empresa se enfrenta a una multa máxima de 1,5 millones de dólares neozelandeses (927.000 dólares), mientras que cada uno de los hermanos se enfrenta a una multa máxima de 300.000 dólares neozelandeses (185.000 dólares).

El juicio, programado para durar 16 semanas, fue aplazado el jueves y se reanudará el lunes.